viernes, 17 de abril de 2009

Instrucciones para quitar el aburrimiento

Para Lolila porque sería su cumpleaños.


Tome un lápiz. De preferencia, un HB con experiencia y en plena madurez. Afile despacio su punta hasta que sea más delgada que una aguja del cinco. Tenga cuidado de no equivocarse en el grosor, es importante. Elija un suelo de mármol del color que guste. Enseñe al lápiz, poco a poco, a pararse de puntitas sobre la superficie. ¡No sea bruto y quiera conseguirlo a la primera! Toda enseñanza lleva su tiempo y debe hacerse con la mayor dedicación. No importune al lápiz con amenazas o premios que no vaya a otorgar, sea firme y constante pero con la mayor dulzura. No sueñe con concursos de lápices equilibristas ni menciones honoríficas; recuerde que tampoco se vale hacer trampa. Una vez que el lápiz logre pararse sin su ayuda, vaya aumentando el espacio de práctica hasta llegar a los diez minutos. Mantenga su condición y repita el ejercicio todas las tardes, entre cinco y ocho, que son las horas de mayor rendimiento del lápiz. No se olvide de ajustar las prácticas con el horario de verano. Permita el descanso un día a la semana, verá que el lápiz lo agradece. Cuando complete el año de entrenamiento, póngale nombre y hágale una fiesta. No se le ocurra invitar a ningún bolígrafo, recuerde que los lápices son muy sensibles a las desconsideraciones de sus dueños. A partir de ese momento, usted habrá logrado ser el afortunado poseedor de un lápiz extraordinario y podrá disfrutarlo siempre, solo o acompañado. ¿Qué espera para salir del agobio? ¡Manos a la obra!

Imagen que acompaña de Sebastián Magro © (2009), Sin título, tinta sobre papel.

16 comentarios:

Ivanius dijo...

Me llegó como relámpago no deseado el recuerdo de un "maestro" a quien escuché decir:

"Mírese. ¿No le da vergüenza? Debía tomar un lápiz y ponerse a hacer algo útil en lugar de estar allí aplastadote nomás leyendo".

Por eso no sé dibujar.

Paloma Zubieta López dijo...

Don Ivanius: lamento las molestias que mi texto le ocasiona... usté sabe que no era mi intención... pero me ha llamado la atención la diatriba hacia la lectura y el contraejemplo del dibujo, me cae que qué bueno que no seguiste su ejemplo... besos porque con tanto calor, los abrazos sofocan, jeje.

LicCARPILAGO dijo...

tan fácil que se ve y tan sencillo que se lee.

quisiera tener ese don...

Anónimo dijo...

Breviario cultural, Timbuktú del norte??,

Paloma Zubieta López dijo...

Estimado Lic: usté no se preocupe, yo también ando en el intento, jeje, ¡buen fin de semana!


Querido Gordito: andas súper atinado en estos días, me da un chorro de gusto ver que me espías desde lo oscurito (o ni tanto). Desde Timbuktú del sur *risitas* te mando un besote.

Mara Jiménez dijo...

Claro! Y es que la constancia es la clave. Me acordé de un pasaje reciente de mi vida en el cosí unos guantes a las mangas de una pijama noche tras noche, para descoserlos en la mañana, y evitar así que la princesa se siguiera chupando el dedo. Triunfamos.
Pero al lápiz, lo entreno por que lo entreno

Pelusa dijo...

Jajajaja!!! Ya sabia que podia encontrar ocupacion para esas horas... Buena sugerencia!

Paloma Zubieta López dijo...

Comadre querida: efectivamente, la constancia es la clave de muchas cosas y celebro el triunfo con la princesa. Ahora bien, lo del lápiz, todavía no sé en qué va a parar o si se va a parar de verdad *carcajada* Muchos besísimos.


Doña Pelusa: siempre es una gran ocupación *carcajada* Por ahí me avisas de tus logros, otro beso.

Máximo Ballester dijo...

Ja Jaa! Esto es muy lindo. Yo creo que si estabas algo aburrida, al escribir esto te sacudiste el aburrimiento de un trazo.
Sabios consejos, Paloma querida. Como amar las cosas simples y bellas, lo que uno hace, el valor del juego y sonreír.

Un beso grande, bien dibujado.

Paloma Zubieta López dijo...

Más que aburrida, me vino la travesura a la cabeza... y como decía Silvio, prefiero hablar de lo imposible pues de lo posible, se sabe demasiado... pero sip, siempre tener sonrisas que ponerse. Vaya abrazo de oso hasta tu otoño, y besos de brisa de mar.

Gwynette dijo...

Jajajaja..que encanto !. Es cierto, los lápices son muy sensibles..si es que ya no me acordaba!. *_*

Bien, bien, no garantizo grandes resultados, pero por probar...:)))

Besitos, Paloma

Paloma Zubieta López dijo...

Ya seremos varios probando, querida Gwynette ;o) Y sí, hay que tener cuidado porque son muy, pero muy sensibles, muchos besos.

Víctor Gayol dijo...

Llevo dos cajas de lápices pero se quiebran al primer intento. Creo que soy lapicida.

Paloma Zubieta López dijo...

*¿Escuchas mis carcajadas hasta allá?* Síguelo intentando, ha de ser una variación de la latitud un poco molesta, pero estoy segura de que lo lograrás, queridísimo. Muchos besos.

Máximo Ballester dijo...

Vengo con un lápiz aburrido y te lo dejo por acá para que llene de colores, para que lo entusiasmes. Dejalo hacer alguna travesura.
Beso y abrazo!

Paloma Zubieta López dijo...

¡Mejor planeo una travesura con él y con papel! Muy buena idea, Máximo, más besos.