lunes, 21 de diciembre de 2009

Cita fugaz

Cuando miro el reloj, llega presurosa, jadeante. Se recompone poco a poco: otea su reflejo en un cristal y luego retoca el maquillaje. Sentada frente a mí -sin dejar de observarme-, cruza las piernas para incitarme. Finjo no darme cuenta y comienzo a hablar. Mi monólogo parece interminable y ella, nomás hace un gesto de Mona Lisa. Resisto y continúo hilvanando las palabras sin sentido mientras por efecto de su escote, el sudor escurre por mi cuello. Me interrumpe su carcajada antes de marcharse. Se ha ido por siempre, me duele el ego. Por más buena que estuviese, nunca pensé en pedirle su teléfono. ¿Quién le pide esas cosas a las horas?





Imagen (detalle) en:

sábado, 19 de diciembre de 2009

Ciclos

El cielo se tiñe de azul. Ella está al borde del precipicio, sintiendo como el frío y la humedad le estremecen el cuerpo. El sol sube más allá del horizonte y hace brillar su silueta, como si fuese magia. Este es el momento. Hay quien pensaría que se encuentra en el fin del mundo pero, en realidad, es a partir de aquí que comienza la vida: lo que parece vacío aglomera un conjunto infinito de posibilidades. Ella lo sabe y está dispuesta a enfrentarlo. Sonríe y el ciclo comienza.



© Carlos García (2007), Silueta contra luz en: http://www.trekearth.com/gallery/Europe/Spain/Castilla_y_Leon/Avila/Avila/photo698448.htm