lunes, 21 de diciembre de 2009

Cita fugaz

Cuando miro el reloj, llega presurosa, jadeante. Se recompone poco a poco: otea su reflejo en un cristal y luego retoca el maquillaje. Sentada frente a mí -sin dejar de observarme-, cruza las piernas para incitarme. Finjo no darme cuenta y comienzo a hablar. Mi monólogo parece interminable y ella, nomás hace un gesto de Mona Lisa. Resisto y continúo hilvanando las palabras sin sentido mientras por efecto de su escote, el sudor escurre por mi cuello. Me interrumpe su carcajada antes de marcharse. Se ha ido por siempre, me duele el ego. Por más buena que estuviese, nunca pensé en pedirle su teléfono. ¿Quién le pide esas cosas a las horas?





Imagen (detalle) en:

10 comentarios:

Lena dijo...

Tempus fugit...
Será que le pida su teléfono al año??

Paloma Zubieta López dijo...

*carcajada* Únicamente si te pareció bueno, si no, no cuenta... por mi parte, yo prefiero no volverlo a ver. Te quiero requete harto, twin, chocokisses pa'l frío.

Ivanius dijo...

Lo mejor de todo fue la sonrisa que me dedicó y lo que dijo antes de marcharse: "me gustas cuando callas..."

Yo no pude responder, porque mi nombre no es Neruda, sino Silencio. Y no acostumbro interrumpir a las damas.

Paloma Zubieta López dijo...

Don Silencio: usté es todo un caballero, la dama seguramente quedó muy complacida, aunque se haya ido porque no le quedaba más tiempo... Besos de acá.

Máximo Ballester dijo...

No hay número o dirección posible, querida Paloma. Sólo ese gesto de apretarlas con granitos de arena.
Me encantó!!!

Me alegro mucho por tu vuelta. Mucho.
Gracias por tus hermosos comentarios y por tu cálida compañía.

Muchas felicidades y mucha luz para vos y para tus seres queridos.
Un beso enorme.

Paloma Zubieta López dijo...

Don Máximo (por el respeto y siempre con cariño): seguiremos entonces el camino de granitos de arena, aunque en ello nos pasemos la vida. Te abrazo fuerte, es un placer estar aquí de nuevo y las gracias y felicitaciones son mutuas. Un gogol de besos refrescantes y estrellados, con el cariño de siempre y ¡felicidades para ti y los tuyos!

Mara Jiménez dijo...

Malditas horas resbalosas!!! Todas son iguales! jajajajaja!!

Paloma Zubieta López dijo...

¡Sólo tu!, comadre... *carcajada estruendosa* con besos de hipo.

Pelusa dijo...

Eso, quien se lo pide? Pero luego andamos arrepintiéndonos…
Muy bueno, doña. Incitante…
(Por cierto, acabo de leer el texto de Ivanius en EyL, ese, el de las sabanas y la miel… Parece que va subiendo de temperatura el blogbarrio!)
Besos

Paloma Zubieta López dijo...

Pelusilla: claro, nunca es tarde para cambiar de opinión... nomás sugerente. Prometo que va a venir algo para calentar más el blogbarrio porque francamente, hace demasiado frío acá afuera... jajaja... besitos.