domingo, 18 de enero de 2009

Pese a todo

A la mitad del invierno, la primavera encuentra sus caminos.

4 comentarios:

Ivanius dijo...

Como diría mi abuelo: La vida no necesita mostrarse; basta con que esté viva.

Paloma Zubieta López dijo...

Su abuelo tenía razón, nomás que nosotros de pronto lo olvidamos y hay ciertos eventos que nos lo recuerdan...

Implicada dijo...

Florecer en épocas de invierno, una gran lección de vida.

Saludos

Paloma Zubieta López dijo...

¡Hola Implicada... bienvenida! Efectivamente, la lección es grande y por eso no quise dejarla pasar, un abrazo.