domingo, 9 de noviembre de 2008

Si no fuese por las silly love songs

La tarde me cae encima. Hace frío allende la ventana, pero más acá adentro. ¿Qué pasó de ayer a hoy para que hubiese un tránsito tan abrupto de estados anímicos? Nada o mucho, da igual. Lo que importa ahora es el nudo que se forma en mi garganta, esa que ayer apenas aprendía cómo sonar más fuerte. Mi cuerpo siente el hartazgo de los minutos que lo rodean y se estremece con la posibilidad del mañana. Tengo dos fuentes en la cara y lo peor de todo es que no encuentro razones para cerrarlas de una vez por todas. Llevo un sinúmero de imágenes colgadas del corazón. ¿Será que tanta luz inició la hecatombe? Escribo como única vía posible de escape ante el incontrolable resorte de la necedad emocional.
En medio de tanta desolación, por un resquicio se cuela la música y me pierdo en el mar de notas y armonías, casi instantáneamente, como errático náufrago aferrado al salvavidas. No estoy para profundidades auditivas, necesito un abrazo que hoy parezca más cálido, más cercano, más real. Aquí es donde lo encontré, por muy tonto que pueda sonar, luego de unos cuantos juegos memorísticos. Y como ando de sentimental, no puedo sino decir: gracias, Paul, por todas las compañías a lo largo y ancho de mi vida.

6 comentarios:

Mara Jiménez dijo...

Y que levante la mano el que no haya llorado con una canción cursi o tontita. Amiga, el llanto es la única manera de liberar la pesadumbre del alma...¡imagínate! con lo que pesa el agua de mar... Sólo los que tienen fuentes inagotables de creatividades y sensaciones, se pueden dar ese lujo. Yo sé que tú, podrías inundar tu casa.
Te quiero mucho y nos vemos pronto!!!
Mara

Paloma Zubieta López dijo...

Con certeza, hoy mi alma está mucho más ligera Mara querida... Te mando muchos besos.

Máximo Ballester dijo...

Primero y YA mismo un abrazo. Ahí está, ahora puedo seguir.
Benditas las tontas canciones de amor. Bendito Paul. (Tengo ese disco en ¡vinilo!)

Y a cantar, y a bailar y a despojarse de cosas pesadas. Qué estés bien. Amando la vida.

Paloma Zubieta López dijo...

Ay Máximo querido, tu abrazo llega a buen puerto y me recuerda que existen muchas cosas más amando la vida. Y sólo para tus oídos, te digo que llegué a Paul por tu English Tea, así que muchísimas gracias por eso y tantas cosas más. Un besototote de esta paloma que no se queda mirando como la otra.

Ivanius dijo...

Como dice Máximo: lo primero, un abrazo.

Lo segundo, las silly songs (de amor o no) siempre son lo máximo. Sobre todo porque podemos cantarlas para reír (o llorar) cuando no nos ve nadie. O también. Pero eso no importa.

Paloma Zubieta López dijo...

Ivanius querido: dice mi alma que muchas gracias por el abrazo. Besotote por todo.