sábado, 4 de octubre de 2008

Vértigo

De pronto, sólo vacío, rastros de algo que nunca fue y que no va a ser, ¿o sí? La eterna duda me fulmina. Intento agarrar con mi mano las horas, para desgranar lentamente los minutos y pensar… ¿Pensar qué? No hay nada que pensar; si acaso, dejar que la desesperanza se deslice y nos llene de otra cosa, que el pasado pase sin que nos detengamos en los detalles para después ser libres. Todo callado, todo sereno. Me atoro con lo nimio, lo que no debería ni siquiera producir un alto en el camino. Tirar hacia delante y no mirar atrás, hacer de cuenta que nada sucedió. Salir volando y pretender que nunca se estuvo aquí. Me aburro de ver pasar tantas líneas, tantos trazos que dibujan no sé qué cosa y se pierden en el infinito. Total, ni respuestas hay y las que hubiere, no las entiendo. Eso es, perderse y difuminarse, convertirse en fantasma hasta que el entorno nos trague para salir del cuadro pintado de grises, como la tarde plomiza que me estruja el alma.

4 comentarios:

lily dijo...

Querida: esto es como para la etiqueta "cosas que pasan"... porque pasan, verás.
Un abrazo que pinte de VERDES tus tardes plomizas.
Y un beso.

Paloma Zubieta López dijo...

Mi Lily del alma, claro que pasan y no sólo a mí... Había que sacarlo a trompicones, y salió escrito para dejarme en paz... tu verde abrazo pinta de primavera mis días, y te extraño... besísimos.

lily dijo...

eres genial! linda la inclusión de la etiqueta...

gracias x este espacio que va siendo cada vez de muchos más...

¿sabías que ya hay más de la lista que han pasado a firmar?... y bueh! así las cosas

¿vendrá ese procrastinar?...

beso infinitesimal -como otra etiqueta, pero sin principio ni fin!

Paloma Zubieta López dijo...

Para nada, la no inclusión de la etiqueta fue una omisión que muy acertadamente, me recordaste, muchas gracias. Este espacio es de quien lo trabaja, y en eso estamos todos juntos, si no, sería un monólogo aburrido.

Yo ya firmé, pero la fiesta sigue y sigue, te llamo. El procrastinar está en el horno, casi casi, por salir.

Gogol plex de besos para usted... ¡nótese la influencia paterna!