lunes, 6 de octubre de 2008

Rincón escolar

¿Quién dijo que la escuela no puede ser divertida?


Panorámica de La ciudad.


Pizzería, edificios y rascacielos.


Teatro, tienda de colchones y shopping center.


Librería.


Disco Dance-dance, calles y sistema de alumbrado.

Mural colectivo en aula de clase de segundo de secundaria, La ciudad (2008), idea original de la princesa Sabrina y el Sr. Memo, con la colaboración de las otras dos "Gracias", Isabel y Graciela, y diversos anexos apuntados.

6 comentarios:

Andrés dijo...

Me encantó que pusieras las producciones de los pibes...
Me encantó tu paginita.
Saludos

Paloma Zubieta López dijo...

Querido Andrés: Seas siempre bienvenido a este espacio. Muchas gracias por los elogios, creo que los pibes solos se lo ganaron, ¿o no? Pues es con esas curiosidades que el mundo de afuera, puede llevarse con mejor cara y enseñarnos que vivir, vale de verdad la pena. Te estaré visitando, un abrazo.

Ivanius dijo...

Paloma: Gran idea, sin duda, y un orgullo para los artistas ser reconocidos a todo lo ancho de la Web.
En otras cosas, bravo por las sugerencias de lectura; me satisface decir que conozco a bastantes de tus imprescindibles y tomo nota de los que no, para la lista de lecturas que se ha estancado un poco... se me antoja la novela de Clarice Lispector. Más comentarios luego, en la pocilga. (Y hablando de eso, gracias por el empujón; ya está la nueva entrada). Un abrazo.

Paloma Zubieta López dijo...

Querido Ivanius: La idea salió porque estaba ahí, como regalito y me pareció maravilloso incluirlo (no se todavía la opinión de los artistas, ya me enteraré). Supongo tenemos gustos de lectura similares (también yo estoy estancada pero a punto de volver) y yo ya tomé nota de tu lista... Clarice es maravillosa, en novela y en cuentos también. Espero los comentarios para intercambiar marranadas o pretextos. Siempre es un placer dar un empujón a lo que vale la pena, ahora voy a ver, otro abrazo.

lily dijo...

superranas creativas! han de tener una guía maravillosa...

Paloma Zubieta López dijo...

Fueron las ranas solitas, ¡lo juro! Yo más bien soy domadora de fieras, del Circo Fabulópolis. Besísimos.