domingo, 12 de octubre de 2008

Máxima Gonclidiana

Cuando en el salón de clase los alumnos se despanzurraban y subían los pies a las sillas, mi padre les hacía este atinadísimo comentario: "Qué lindos pies te hizo Dios. Bien mereces otros dos."
La culpa es de Miguelángel por habérmelo recordado, cosa que agradezco infinito.

14 comentarios:

Ivanius dijo...

Simplemente Genial. Prometo usar el comentario en cuanto tenga oportunidad (que no faltará). Saluditos.

Paloma Zubieta López dijo...

Ya se lo contaré y seguro que le dará mucho gusto. Un abrazo lluvioso.

Viviana dijo...

Mi querídisima Paloma:

¿Qué diría tu señor padre a los clones que se colocan su gorra, su ipod y van adquiriendo una posición casi fetal a lo largo de la clase?

Personalmente, empiezo a cantarles "Despiertaaaa, dulce amor de mi vidaaaaa"...la risa que les da a los demás los despierta y corta el incipiente hilo de baba que esta a punto de tocar la hoja de su cuadreno.

Al final del mes me sale lo sádica y les cuento a esos babeantes clones los ceros que tienen, en un tonito muy simpático que usaba una maestra del ciudad de cuyo nombre no quiero acordarme...

Besitos amiga. Ya vi que vas a la fiesta de Ricardo. ¿Sacarás ropa ochentera del closet?

Paloma Zubieta López dijo...

Viviana!!! Te hemos estado extrañando en tu espacio, ya es hora de pararle a la dieta de gordobics!

Francamente, no se qué diría mi padre, pero algo sarcástico se le ocurriría... El cantarles es una buena opción, voy a probar y gracias por el tip.

¿Segura que hay que ir disfrazados a la fiesta? ¿No nos veremos un poco más anacrónicos de lo que ya somos? Sugiérele a Tatoo tu rola ochentera pa' que la anexe en el programa... Muchos besos y ya casi, casi nos vemos!

Mara Jiménez dijo...

Yo sé de quien habla Viviana!!!! De las que nos decía que nos podíamos hacer collar de perlas con los ceros, ¿no? La uqe en el apellido llevaba la dureza de sus actos... inge su la che vieja. ¿De que da clases tu pá Paloma? ¿Nunca le tocaron los alumnos cosmonautas que en cuenta regresiva se van poniendo horizontales en el asiento? Cuando di clases, en la mimsa cuenta regresiva los mandaba, en despegue inmediato... a lavarse la cara!

Paloma Zubieta López dijo...

Aunque tuve la suerte de no encontrarme con aquella horrenda mujer, claro que sé de quien habla Viviana, es tan nefasta que hasta los que no la conocimos teníamos miedo de que nos fuera a perseguir...

Mi pá da clases de mate. A él no le tocaron los cosmonautas (aplausos por el comentario!), son más de nuestra época, pero en general, suelo hacer tantas tonterías en clase que pocas veces logran despegar... aún así, hay los que se atreven y se van de un plumazo al infinito.

Gwynette dijo...

Diosa mio, y se convertirían en un 4 patas?...animalicos !!!! :-)

Besitos de la alcachofa

Paloma Zubieta López dijo...

¡Alcachofa! Pues sí, empezaban por cuatro y de ahí, había algunos que llegaban a cienpiés... Arrumacos y besos...

lily dijo...

¿Qué pasó? Nos tienes acostumbrados a entrada por día... los últimos días han estado áridos sin tus palabras... riega nuestra tierra, diosa bendita.

Abrazo! (y demanda letral)

Paloma Zubieta López dijo...

Mi Lily querida:

Tienes razón en la demanda, aunque te aviso que llevo lo que va de la semana con una gripa con la que nomás no podía ni pensar. Vamos a ver si lo que sale tiene resabios de mocos y bichos, ojalá y no. Un fuerte abrazo y besísimos.

Víctor Gayol dijo...

Me encantó la anécdota.

Paloma Zubieta López dijo...

A mí me encantó que me visitaras en tu tiempo libre, besos.

Máximo Ballester dijo...

Ja Ja Ja!
Y yo pienso que si son grandes esos pies merecen otras dos sillas más, ja!

Abrazos. Buenísima la frase.

Paloma Zubieta López dijo...

Cierto Máximo! Sin embargo, tendríamos un problema de espacio en la clase... Valió! Abrazos.