lunes, 18 de octubre de 2010

La partida


Las horas escurren en el reloj y el futuro sigue brumoso, acumulando ansiedades y sueños. Aunque este instante nació hace años, resulta difícil enfrentarlo con palabras y bolsillos rebosantes de recuerdos. El tiempo se hilvana distinto desde que ella no está, pero los lazos que dejó siguen firmes. Cada uno lo vive a su manera con los mismos sentimientos y los miedos, compartidos. Ahí están los tres, esperando, conteniendo el llanto. Llegado el momento se alejan sabiendo que hoy, a pesar de las distancias, están más juntos que nunca: la partida se ha convertido en un nuevo comienzo.

© N3CR0N0M1C0N (2007), Muelle II, Isla Mujeres, Quintana Roo en: http://www.flickr.com/photos/n3cr0n0m1c0n/2696987617/

16 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy lindo pero con un enorme dejo de añoranza...
Hablando de ella, tengo una foto bellísima en un muelle muy parecido, pero ubicado en Chetumal. Mi padre grita al viento, con su sombrero, lo que yo entiendo como manifestación de plenitud... creo que de todos los de la foto, ya sólo quedamos dos y, "a pesar de las distancias..."
Besos, querida y espero verte hoy al mediodía (en un tono de la vida más trivial).

Paloma Zubieta López dijo...

Hermosísima: sip, el dejo de añoranza existe y es grande. Me encantaría luego ver esa foto. Yo sé que me entiendes perfecto "a pesar de las distancias", es lindo tener una gota de agua en este océano. Un beso enorme y gracias por estar... no sólo aquí.

Máximo Ballester dijo...

Muy bueno, como siempre tu prosa acaricia y nos abre una puerta para salir a jugar.
Pero qué pasó: ¿pintaste la casa?
Te quedó muy linda.
Besos y abrazos.

Paloma Zubieta López dijo...

Máximo querido: te echaba de menos por acá, ¡salgamos a jugar! Sí, pinté la casa igual que tú, curiosos hilos nos conectan. Un abrazo y beso grandes, como siempre.

Lena dijo...

Remodelaste, Twin!!! Me gusta!!

Te extraño! Muitos beijinhos pra vc!!

Paloma Zubieta López dijo...

Twin querida: ¡remodelarse o morir! *carcajada* Tbm tó com muitas saudades mais a desapariçao continuará até depois do 15 do próximo mes... Um beijao bem gde pra vc!

moreiras dijo...

Te descubro gracias a Quimicamente impuro y me sobrecoge el buen hacer de tu escritura, leo algunos de tus relatos y sí señor, redondos, con cuerpo, ciertos desvaríos y no tanto que nutren mente y espíritu. Me alegra conocerte, un saludo.

Paloma Zubieta López dijo...

¡Bienvenido, Moreiras! Me ha emocionado mucho tu comentario porque dices que mis textos nutren. Sin afán de perderme en el desvarío que me caracteriza, me alegra que estés por aquí. Prometo con calma visitarte en el fin de semana pues con un rápido vistazo, he visto que hay mucho que leer en tus dos rincones y merece la pena tomarse el tiempo para saborearlos. Un abrazo y la alegría es compartida, ya nos estaremos encontrando por el barrio.

Sonia. dijo...

esos queridos y sufridos instantes que duran la eternidad, se convierten en la vida misma.. supongo.
;)
Saluditos

Paloma Zubieta López dijo...

Supongo que sabes bien de qué se trata, Sonia... *risitas* "No me voy a quejar, no me voy a quejar, no y no" ;o) Un abrazote pa' allá.

Máximo Ballester dijo...

Toda partida es un reencuentro con uno mismo, querida Palomita. Hermoso tu texto. Reflexivo.
Un beso y dos también.

Paloma Zubieta López dijo...

Tres de acá, ¡por los reencuentros, Máximo querido! Y como siempre, es un placer tenerte por acá. En breve, me ves por tu barrio...

Máximo Ballester dijo...

Vengo a desearte muchas felicidades y que tengas un maravilloso 2011, querida Paloma.
Espero estés muy bien.
Un beso y un abrazo.

Paloma Zubieta López dijo...

Máximo queridísimo: agradezco tus buenos deseos y envío los míos, con el cariño de siempre. Este año he estado perdida pero ya ando tratando de encontrarme. ¡Todo lo bueno para ti y los tuyos! Besos y muchos abrazos.

Ivanius dijo...

Tras la bruma llegará la brisa, y con ella un nuevo aliento bajo el sol. Así, esas tres miradas contemplarán de nuevo el horizonte.

Paloma Zubieta López dijo...

Usté tiene boca de profeta, don Ivanius... cómo extrañaba sus epílogos. 2010 aunque ya estemos en 2011.