domingo, 10 de octubre de 2010

Espejo


Odiaba a su madre pero no podía olvidarla si, cada mañana, se la encontraba en el espejo.

© Pablo Picasso (1931), Mujer ante el espejo en:

http://www.emeagwali.com/pablo-picasso/photos/pablo-ruiz-picasso-biography-painting-picture-guernica-cubism-self-portrait-art-biografia-9.jpg


4 comentarios:

Máximo Ballester dijo...

Ayyyyyyy..... ¡tremendooo!

Paloma Zubieta López dijo...

Sí... a veces, la imaginación se escapa por sitios sombríos, tú sabes de eso. Besos mil.

Sonia. dijo...

Cuando la genetica hace de las suyas, no hay quien se escape...

interesante blog, me quedo por aqui nena, saludos!

Paloma Zubieta López dijo...

¡Bienvenida, Sonia! Muchas gracias por tu comentario, seguiremos deambulando en el blogbarrio, como dice cierto chancho... Y tienes toda la razón: hay cosas, como la genética, que son ineludibles. Besos.