viernes, 14 de enero de 2011

Amar es más que verbo


¿Cuántas veces te has asomado a la calle buscando algo que no sabes qué es? Te reflejas en algunos rostros, en el fondo de las copas de vino, en los amaneceres. Sin que seas consciente, vas por la vida sin rumbo fijo aunque aparentes otra cosa. Eres reconocido en tu profesión, ganas premios, recibes múltiples alabanzas, tienes lo que parece una vida feliz y plena. Pero pasas los días perdido e incompleto, incómodo, solo. Supones que las nimiedades de lo cotidiano impiden tu concentración. Te engañas por soberbio. La realidad es otra: te acorazaste y tu alma quedó vacía; creíste que amar, nomás era un verbo.

© Pino Carrola (2010), Y rema en espiral, en:
http://www.flickr.com/photos/pinodesign/4512034151/in/set-72157610308845890/

11 comentarios:

Clarice Baricco dijo...

Exacto.
Es entonces cuando digo que urge que nuestros corazones usen lentes.
Tener los ojos abiertos y mirar.
No perderse.
Escribiste un alto. Gracias.
Abrazos.
G

Pino Carrola dijo...

Gracias por la publicación!!

Lena dijo...

Ouch??

Paloma Zubieta López dijo...

Clarice hermosa: y sip, esperemos que los corazones no se pierdan en callejones. Un beso grande grande.

Pino querido: ¡gracias a tu generosidad! Preciosísima la foto, besos.

Dear Twin: sim, ouch... as vezes acontece, mais a gente continúa vivendo; peninha. Beijo inmenso.

Jolie dijo...

los laberintos entonces no son tan sólo circulos...

a veces con tanta gente al rededor con tanto exito pesa... porque no hay con quien compartirlo.

Pelusa dijo...

Y es que somos seres incompletos, aunque el desarrollo se encargue de decirnos lo contrario.
besos!

Paloma Zubieta López dijo...

Querida Jolie: ¡me encanta que hayas pasado por acá! Los laberintos son, en la mayoría de los casos, mentales. El éxito pesa si no lo sabes balancear y la cuestión es interna, creo yo. Triste, un besote de acá.

Doña Pelusilla: ¡incompletísimos! Creo que la tarea de vida es tratar de completarse... un gusto, como siempre, abrazo-beso.

Silvita dijo...

Ay, qué fuerte. Qué frío, qué escarcha. Dios me guarde!

Paloma Zubieta López dijo...

¡Hola, Silvita! Y sip, a veces es invierno. Gracias por pasar por acá, un abrazo cálido para el frío.

Ivanius dijo...

Lo cierto es que con-jugar no basta; hay que ampliar el vocabulario (y renovar la gramática).

Paloma Zubieta López dijo...

Coincido plenamente, don Ivanius. ¡Renovarse o morir! ;o) 2011 en infinitivo.