sábado, 5 de septiembre de 2009

Sueño séptimo: en el camino

Una vez que se decreta indispensable encontrar al aprendiz, los exploradores marchan hacia los confines del mundo. A fin de restaurar el orden, deben traer de vuelta al imprudente joven mediante una tarea casi titánica: encontrar un doblez de empalme entre las dimensiones a partir del cual puedan rescatarlo y resolver el nudo multidimensional. Montados en vehículos de última tecnología y conscientes de la gravedad de la situación, parten sabiendo que en ellos están depositadas las esperanzas universales de reestablecer el orden de las cosas. Nunca su tarea había sido tan apremiante y con cada segundo que pasa, la vuelta a la normalidad parece más lejana.


Fotografía de DuRêve (2007), sobre obra de Remedios Varo (1962), Exploración del Aqua áurea en: http://www.flickr.com/photos/7206999@N04/410216103

8 comentarios:

Ivanius dijo...

Pos es una manera bien elegante de decir que hasta para los viajes intragalácticos, infradimensionales o supragravitatorios hace falta tener un mapa, una guía roji o el impudor de reconocer que estamos perdidos, manito, ahora quién sabrá por dónde era... pregunta tú, total que ni vino tu mujer. Cállate, que si se entera no me la acabo nunca. No, si nadie le va a decir a nadie, verás. O que mejor pegunte el barbas, que se ve persona seria. Y apúrenle, que ya me acordé que no fui al baño en el oxxo y es mi tercera cerveza...

Paloma Zubieta López dijo...

Don Ivanius: ora sí que me sorprendió. ¿Cómo le hizo pa' escuchar la conversación de los exploradores? *carcajada estruendosísima* Un besote y salú por la creatividá vertida sobre esta historia ;o)

Máximo Ballester dijo...

Me encanta. Son argonautas, son aventura, magia.
Veo un abrirse de estrellas en ese cielo que se descubre cubriendo misterios y otras fantasías celestes.
Besote.

Paloma Zubieta López dijo...

¡¡¡Eso, Máximo!!! Tú sí que sabes de cielos ;o) Otro besote de acá.

Pelusa dijo...

Este lo lei hace como dos dia sy no me dio tiempo a comentar. Me encanto... ya ves que ando medio mistica y este tipo de cuentos me disparan la imaginacion.
Mil gracias, Palomita!

Paloma Zubieta López dijo...

Pelusilla: tú sigue en lo místico y si acá logramos dispararte más la imaginación, mejor. Nada que agradecer. En mi caso, el catalizador es Remedios :o)

Mara Jiménez dijo...

Yo casi estoy deseando que no vuelvan a la "normalidad", no sea que su conversación se convierta en lineal y su realidad se vaya pareciendo a la nuestra. un beso.

Paloma Zubieta López dijo...

*carcajada*
Comadre querida: me encanta su perspectiva, tiene toda la razón. Muchos aplausos de acá con besitos llenos de emoción.